Recuerda de seguirnos en Facebook y Twitter. Y no te olvides de dejarnos tus comentarios
La Navidad 

La Navidad 

Por Oswaldo Zambrano

Las tradiciones de Navidad en nuestros países latinos difieren de país en país y mucho mas de cómo se celebra en los Estados Unidos. Las tradiciones navideñas en Latinoamérica son de un mayor fervor religioso y espiritual.

Origen de la Navidad

San Juan Crisóstomo (clérigo cristiano eminente, patriarca de Constantinopla, considerado por la Iglesia católica uno de los cuatro grandes padres de la Iglesia del Oriente.) y  San Gregorio Nacianceno (arzobispo cristiano de Constantinopla del siglo IV. Como orador y filósofo formado en la tradición clásica, introdujo elementos helenísticos en la iglesia primitiva, estableciendo el paradigma de los teólogos y eclesiásticos bizantinos), fueron los religiosos cristianos que propusieron la Navidad con el nacimiento de Jesucristo y no fue aceptada sino hasta el año 345 después de Cristo. La fecha se eligió por coincidir con el solsticio de invierno y la llegada de la primavera en el antiguo calendario gregoriano.

En sus comienzos, la iglesia cristiana trataba de incorporar las fiestas paganas a sus ceremonias. Los pueblos nórdicos del norte de Europa celebraban el nacimiento del Sol Invictus.
También los romanos celebraban una fiesta cerca de la fecha de la Navidad actual, la del dios Saturno, patrono de la agricultura. Los festejos duraban siete días. En la Edad Media surgieron los villancicos, originalmente canciones populares que luego se asociaron con la Navidad y comenzaron a cantarse en las iglesias. Ya en el siglo XIX, la Navidad se celebraba de la manera en que hoy la conocemos.

La Navidad es una de las celebraciones más importantes del catolicismo. En América Latina se suele celebrar la Nochebuena el 24 de diciembre con una cena en familia, esperando hasta la medianoche para abrir los regalos y, en algunos casos, acudir a la tradicional Misa de Gallo. Las costumbres, sin embargo, varían de país en país. En Colombia, por ejemplo, se organizan las famosas “novenas”, mientras que en otros países como Perú es costumbre que todas las familias coman de postre “panetón”, un pan dulce originario de la ciudad de Milán, Italia. En Venezuela preparan la tradicional “hallaca” que consiste en masa de harina de maíz sazonada con caldo de gallina o de pollo y coloreada con onoto o achiote, rellena con un guiso de carne de res, cerdo y gallina o pollo, a la cual se le agregan aceitunas, uvas pasas, alcaparras, pimentón y cebolla, envuelta en forma rectangular en hojas de plátano, para finalmente ser atada con pabilo o pita y hervida en agua. Es un plato típico de la temporada navideña. A pesar de las diferencias, lo que queda claro es que ésta es una fecha que necesariamente está vinculada con la familia, el cariño y la amistad. A continuación daremos un breve repaso de algunos de los elementos más tradicionales de esta fiesta que marca el nacimiento de Jesús.

La cena navideña

La cena navideña reúne a las familias en torno a la mesa para celebrar la unión del grupo. Hablar de un menú común en toda América Latina es difícil, ya que cada país tiene sus propias tradiciones. En Perú y Ecuador por ejemplo es característico comer pavo al horno acompañado de puré de papa, arroz y otras guarniciones mientras que en países como Costa Rica se acostumbra comer tamales y en Argentina, asado.

La Misa de Gallo

Muchas familias católicas en América Latina acostumbran ir a la Misa de Gallo. ¿Pero de dónde proviene este peculiar nombre? Resulta que el Papa Sixto III introdujo en Roma la costumbre de celebrar en Navidad una vigilia nocturna, a medianoche, “en seguida de cantar el gallo”, en un oratorio ubicado “ante el pesebre” que estaba localizado justo detrás del altar principal de la Basílica de Santa María la Mayor de Roma. La frase Misa de Gallo deriva del hecho que los antiguos romanos decían que el gallo comenzaba a cantar a la medianoche.

El Árbol de Navidad

Todo apunta a que la tradición del árbol de navidad proviene del norte de Europa, ya que cuando los primeros cristianos llegaron a ese territorio, constataron que se celebraba el nacimiento de “Frey”, el Dios del Sol y la Fertilidad, adornando un árbol como símbolo del universo, en una fecha cercana a la Navidad. Más adelante, una vez que se evangelizaron esas áreas, estos retomaron la tradición del árbol, pero con el objetivo de conmemorar el nacimiento de Jesús. La costumbre quedó y hoy día es común que cada familia arme un arbolito y lo decore. Por lo general el árbol que se utiliza es un tipo de pino, aunque es muy común utilizar arboles sintéticos o de plástico. Estos se decoran con luces, bolas de colores y guirnaldas y generalmente incluyen una estrella en la punta para simbolizar a la estrella de Belén. Los regalos se ubican al pie del árbol.

Las novenas

La novena es un “ejercicio de devoción que se practica durante nueve días para obtener alguna gracia o con una intención”. En Colombia esta tradición se celebra en el marco de la Navidad, del 16 al 24 de diciembre, y congrega a las familias frente a los pesebres para rezar la Novena de Aguinaldos, y luego cantar villancicos y otras canciones, bailar y comer juntos.

El pesebre

El pesebre, nacimiento o belén navideño consiste en reproducir el nacimiento de Jesús y la adoración de los pastores. Los pesebres varían desde aquellos pequeños que sólo incluyen al niño Jesús, hasta los más elaborados que cuentan con los Reyes Magos y una gran gama de animales como bueyes, burros y ovejas entre otros.

Los Reyes Magos

El Evangelio de San Mateo (Mt 2, 1-12) cuenta de unos Magos que vinieron de oriente buscando al nuevo rey que habría de nacer. En las Escrituras no se abunda mucho sobre su origen, su personalidad, sus rasgos, ni siquiera sus nombres.

Se asume que eran “sabios” o astrónomos, llamados en aquella época como “magos”, porque venían siguiendo una estrella que presagiaba la llegada del nuevo rey.
Como venían con regalos para el rey que habría de nacer, la tradición los describe como reyes bondadosos con presentes para todos, asignándole un nombre y rasgos específicos a cada uno.

Melchor: Un anciano blanco con barbas blancas. Su regalo para Jesús es oro, representando su naturaleza real.
Gaspar: Joven moreno. Su regalo es el incienso, que representa la naturaleza divina de Jesús.
Baltasar: De raza negra. Su regalo a Jesús es mirra, que representa su sufrimiento y muerte futura.

La música

La música es una de las más vibrantes manifestaciones del espíritu de la Navidad. Sus melodías, desde simples trinos y tonadas populares hasta exquisitas obras por compositores clásicos, grabadas en nuestra memoria, nos evocan recuerdos y alegrándonos el alma, nos invitan a crear nuevos recuerdos cada año, compartiendo con amigos, seres queridos, familiares e incluso recién conocidos.
La palabra “villancico” deriva de la denominación (villanos) dada a los habitantes de las villas, para diferenciarlos de los nobles o hidalgos. Antes de denominarse villancicos, recibieron también los nombres de “villancejos” o “villancetes”.

Estas canciones de Navidad son muy valoradas por la Iglesia Católica. Y la más antigua data del siglo IV: “Jesus refulsit omnium”, atribuida a San Hilary de Poitiers. Más tarde, la música navideña cristiana del Medioevo, siguió las tradiciones del “Canto Gregoriano”, mientras que en el Renacimiento italiano, surgió una forma de canciones navideñas más alegre y juguetona. De algún modo, ellas se acercan más a los posteriores villancicos que hoy conocemos.

En inglés, los villancicos son denominados “carols”. La palabra tiene su origen en el francés “caroler”, que significa bailar haciendo un anillo o círculo. Dichas canciones se interpretaban en latín, su contenido era religioso y, debido a su adopción por los países protestantes, las tradiciones musicales de Navidad se intensificaron.

Una de las más célebres canciones de Navidad es “Noche de Paz” (originalmente “Stille nacht,heilige nacht”) cuya letra fue escrita por Joseph Mohr, párroco de un pueblito de Austria  y la música, compuesta por un profesor de música, Franz Gruber, poco antes de la Navidad de 1818.

Las piñatas 

Tradición mexicana que consiste en una olla de barro adornada con picos y papel picado o figuras de cartón adornadas con papel picado de colores, ambas rellenas de dulces, fruta y en ocasiones juguetes y confeti, que se rompen en cada uno de los días de las Posadas. Según la tradición la piñata debe llevar 7 picos, ya que cada uno representa los 7 pecados capitales.

Las chocolatadas 

Son celebraciones para niños durante las semanas previas al 24 de diciembre en el Perú. Consiste en espectáculos infantiles, bailes, y entrega de regalos para todos. Se le denomina así pues es infaltable el chocolate caliente y el panetón (pan de dulce con frutas confitadas).

Alumbrados Navideños
También se han convertido en una muestra de la época navideña, en donde las calles, avenidas, plazas, parques, ríos, lagos o montañas se transforman en hermosos escenarios para el disfrute de lugareños y visitantes. La mayoría de las ciudades colocan alumbrados llamativos y coloridos, en sus calles, además de árboles de Navidad de gran tamaño, belenes, etc. También la gente coloca luces navideñas en los balcones y ventanas de sus casas.

La Navidad es una de las celebraciones más importante para los Latinos. Navidad es sinónimo de alegría, regalos, villancicos, gaitas, aguinaldos, tradiciones religiosas, pero por sobre todo de unión familiar. Un abrazo a todos y unas Felices Fiestas, donde quiera que se encuentren, esperando que la alegría de la temporada se extienda por todo el año y permita a los latinos acercarnos cada vez más como un gran pueblo de mil rostros y facetas, pero con un sólo corazón.

Scroll To Top